Todo sobre la famosa ‘transformación digital’ de las empresas

transformación digital

El concepto tan escuchado hoy en día de transformación digital de las empresas es, dicho de otra forma, la implementación total de las nuevas tecnologías en todas las estructuras de cualquier negocio, modificando principalmente la manera en la que se relaciona con sus proveedores y clientes. También implica una conversión cultural de la organización, gestión y recursos humanos de cualquier compañía, migrando del modelo más tradicional a otros mucho más digitales.

La transformación digital puede abordarse desde muchas perspectivas, como por ejemplo la digitación masiva de los flujos de trabajo, la integración de softwares de gestión o incluso la completa reelaboración de los productos o servicios que ofrezca la marca mediante el uso de las más novedosas tecnologías.

Cómo realizar una transformación digital con éxito

La transformación digital por la que tanto luchan las empresas más tradicionales necesita de un profundo análisis y reinvención de su apariencia pero sobre todo de su organización interna. No es un proceso fácil, por lo que lo más conveniente es contratar una auditoría que, tras medir todos los datos y tener en cuenta la situación actual de la empresa, proponga un ambicioso plan de acción que integre a toda la organización. Normalmente el punto de partida suele tener como referencia las demandas emergentes del público objetivo.

El análisis de datos: la piedra filosofal

Cada día que pasa las organizaciones se toman más en serio, además de la digitación masiva, los datos. Por sí solos no ofrecen gran información, pero sí el uso de las tecnologías que ayudan a recopilar, filtrar y segmentar los resultados interpretados. La medición de los datos de IoT, sobre todo cuando se relacionan con otros parámetros sobre ventas o marketing de la empresa, facilitan una privilegiada información sobre la evolución de tu negocio: te ayudará a, entre otras cosas, detectar las necesidades del consumidor y, sobre todo, a desmarcarte de la competencia.

A este cambio cultural, que da valor a los datos y estadísticas extraídas de la propia empresa, se le denomina como ‘el trío de ies del Big Data’:

I de innovar con parámetros desconocidos antes para el desarrollo de nuevos artículos y servicios. Pueden, por ejemplo, analizar y sintetizar las experiencias y opiniones de clientes.

I de Invertir en recabar, analizar e interpretar datos para que las empresas consigan una acertada y duradera transformación digital.

I de Improvisar mediante la adecuada exploración de datos para dar con otros significados, que luego se transformarán en información de gran valor para tu toma de decisiones.

Tecnologías más punteras para la conversión

Obviamente el mundo cada vez más tecnológico en el que vivimos es lo que impulsa sin miramientos a cualquier empresa actual hacia una digitación masiva de sus procesos y comunicación con sus clientes. Eso sí, es importante que sepas que el problema de la transformación digital no se resuelve con una sola herramienta, sino que son necesarias diferentes tecnologías como estas:

Tecnologías de inteligencia artificial. Se trata de unos virtuosos softwares que garantizan a las empresas conocimientos, interpretación de datos y previsiones para que las siguientes tomas de decisiones sobre marketing, desarrollo de servicios u otras actividades de la compañía vayan siempre por el mejor camino.

Las grandes nubes. Contratar un espacio propio en Internet para tu compañía ofrece multitud de beneficios: permite el de almacenamiento de grandes cantidades de datos y documentos que nunca se perderán o borrarán y que, desde luego, ocuparán mucho menos espacio que los clásicos archivadores de cartón. Claro ejemplo de tecnología para la digitalización masiva.

Tecnologías de información. Ayudan a las organizaciones empresariales que no se quieren quedar atrás en lo que a su propia gestión se refiere. Aquí entran, por ejemplo, los muchos CMS que existen, las bases de datos digitales, la telefonía IP

Dispositivos móviles. Repartir estos productos -tablets, smartphones, portátiles mini…- de digitación masiva entre tus trabajadores solo te reportará beneficios: podrán seguir trabajando donde sea y a la hora que sea.

Como has podido comprobar, la transformación digital es crucial para que las empresas sean más competitivas en un entorno económico cambiante pero en sincronía con la tecnología más actual. Pero antes de que tu equipo directivo y tú os pongáis en marcha con esta gran renovación, interioriza también lo que no debes hacer para que los resultados sean inmejorables.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio está protegido por reCAPTCHA y se aplican la política de privacidad y los términos de servicio de Google.